El talento en las autonomías.

La Comunidad de Madrid y la Comunidad Foral de Navarra ocupan el primer y segundo puesto, respectivamente, de un ranking que analiza y compara la capacidad de atraer y retener talento de las 17 comunidades autónomas españolas. El dato pertenece a una nueva edición del Mapa del talento autonómico, que realizan la Fundación Cotec y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (Ivie). El informe se presentó hoy en Pamplona, en un acto que contó con la participación de la presidenta de la Comunidad Foral
de Navarra, María Chivite, el consejero de Universidad, Innovación y Transformación Digital, Juan Cruz Cigudosa, y la presidenta de Cotec, Cristina Garmendia.

El trabajo, que forma parte del Observatorio de Informe Cotec, como parte del programa de análisis sobre economía intangible, plantea nuevos indicadores respecto a la edición presentada en 2019, para adaptar los resultados al contexto económico de España y a la coyuntura generada por la pandemia de la Covid-19.

El informe plantea además un nuevo índice, que se ha construido a partir de 56 indicadores con aspectos relacionados con la salud y el medio ambiente, la digitalización y la capacidad de recuperación de la crisis (resiliencia). Estos nuevos indicadores se agrupan en torno a los seis pilares fundamentales que condicionan el talento de cada comunidad autónoma: facilitar, atraer, crecer, retener, capacidades y vocaciones técnicas; además de conocimiento.

Para establecer el ranking se ha tomado una media de estos pilares, que oscilan entre 100 puntos como valor máximo alcanzable por el territorio mejor posicionado y 0 puntos como mínimo.
El índice global para la media nacional se sitúa en 49 puntos. Por encima de esta cifra se sitúan, además de Madrid (71,0) y Navarra (66,7), País Vasco (63,6), Cataluña (56,3), Aragón (53,9) y Asturias (53,1). Estos resultados muestran que la mayor intensidad de talento se localiza en Madrid y el nordeste peninsular.

En una posición intermedia se ubican los territorios del noroeste: Castilla y León (49,0), Cantabria (47,9), Galicia (46), La Rioja (43,4), junto a la Comunitat Valenciana (43,3) e Illes Balears (36,4). Por último, en las áreas del centro y sur peninsular y Canarias se registran los valores más bajos del índice, que son aproximadamente la mitad de los correspondientes a los tres primeros territorios del ranking.

En la presentación, Cristina Garmendia, subrayó la importancia de ofrecer este tipo de análisis en las circunstancias actuales, en los que en España “se agudiza el riesgo de perder talento en beneficio de otros países, menos afectados por la crisis económica o más ágiles a la hora de recuperarse”. Garmendia destacó que “nuevas dinámicas, como el teletrabajo o la revalorización de los espacios abiertos frente a la masificación urbana, plantean un campo y unas reglas de juego nuevas en esta competición global”.
La presidenta de Cotec resaltó las oportunidades que se abren en la situación actual para territorios históricamente desfavorecidos y animó a todas las comunidades autónomas y entidades locales a desarrollar sus propias estrategias de talento como eje central de sus planes de recuperación.

Los investigadores del Ivie Matilde Mas y Javier Quesada, coautores del informe junto al economista Fernando Pascual, fueron los encargados de exponer las principales conclusiones que se derivan de este nuevo índice.

RELACIÓN ENTRE TALENTO Y RENTA PER CÁPITA
El informe muestra la relación positiva existente entre el talento y la renta per cápita de las regiones. Es decir, el nivel de renta determina la capacidad para facilitar, atraer, ampliar y utilizar el talento y, a su vez, esa capacidad conduce a un mayor nivel de renta.

Por otra parte, el estudio concluye también que los territorios se parecen más en el esfuerzo que realizan en facilitar, atraer, desarrollar y retener el talento (pilares 1 a 5 del Índice), que en el impacto que produce su uso sobre las capacidades de las empresas, instituciones, organismos y recursos humanos de estas comunidades (pilar 6 del Índice).
Para conocer en detalle la posición relativa de cada comunidad autónoma en cada uno de los seis pilares (14 ámbitos y 56 variables) que conforman el índice, el estudio incorpora una ficha por cada territorio. Se analizan además sus fortalezas y debilidades respecto al resto de autonomías.
La aparición de la Covid-19 ha puesto de manifiesto la fragilidad de las economías a la hora de enfrentarse a una crisis sanitaria, económica y social como la actual. Para los autores del informe, hace falta una combinación de recursos y nuevos instrumentos a los que no se había prestado atención suficiente, especialmente, en los ámbitos sanitario, medioambiental y de capacidad de la economía para poder hacer frente a las crisis con mayores garantías (digitalización, vulnerabilidad de las empresas y trabajadores, etc). La fortaleza en estos aspectos influye en el atractivo para atraer y retener talento de los territorios.

 

 

 

 

 

 

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.