​ Las Pymes en el Plan de Recuperación para la transformación digital.

​ Las Pymes en el Plan de Recuperación para la transformación digital.
Intervención de Dña Nadia Calviño (texto completo)

Agradezco los aplausos porque, últimamente, me acabo de dar cuenta de que, con esto de la pandemia, hasta hemos dejado de aplaudir cuando se hacen actos. Como somos pocas personas las que estamos en las salas, pues nos hemos acostumbrado a no reaccionar, así que me ha sorprendido incluso el aplauso. Y agradezco mucho que nos podamos encontrar hoy, aunque sean menos personas, que nos veamos y no todo sea a través de las pantallas, que son muy eficientes y fantásticas en estas situaciones, pero son muy frías. Así que lo agradezco de verdad.
Estábamos comentando hace un momento la importancia que tiene la organización de este tipo de debates, que tratan de las cuestiones que de verdad son importantes para el futuro de nuestro país, como es el Plan de Recuperación. Y, en particular, hoy hablar del reto de la digitalización. Ese reto que, si antes era evidente, ahora se ha hecho absolutamente urgente. No tenemos tiempo que perder y tiene que ser una de las claves de las inversiones y de las prioridades que nos tienen que guiar en los próximos meses y de cara al futuro.
Y, además, la capacidad de atracción que tienen tanto KPMG como la Agencia EFE pues hace que tengamos un foro con alta participación, desde el punto de vista de la cantidad y, sobre todo desde el punto de vista de la calidad, y mucho interés.

Justamente, querría empezar constatando el enorme interés que estoy viendo por el Plan de Recuperación por parte de todos los agentes económicos, los agentes sociales, las comunidades autónomas, el conjunto de los ciudadanos. Y creo que esto es en sí mismo ya tremendamente positivo, porque quiere decir que hay una determinación por salir adelante, una energía positiva, un interés por la inversión y una decisión y determinación de invertir en el futuro que, en sí mismas, ya son fundamentales para empezar la recuperación.
_________________________________________________________________

Promocionado
Buscadores y bancos de imágenes y audiovisuales en la web.
Curso on line bonificable por Fundae
Fechas – 24/02/2021 – 24/03/2021
https://www.docuformacion.com/course/buscadores-y-bancos-de-imagenes-y-audiovisuales-en-la-web/
_________________________________________________________________

Todos sabemos la importancia que tienen las expectativas, esos ‘animal spirits’ de los que hablaban los economistas clásicos.
Y, en este momento, creo que es fundamental que estemos hablando de los temas de futuro, de en qué queremos invertir el dinero. Porque el Plan de Recuperación tiene un objetivo claro: impulsar el crecimiento económico y la creación de empleo ya desde este año, e impulsar también un proceso de modernización, de transformación de todo nuestro tejido productivo, de nuestro modelo económico, para hacerlo más resiliente para el futuro, más competitivo, más inclusivo en el medio y el largo plazo.

Como ya tuvo ocasión de explicar el presidente del Gobierno cuando participó en la primera sesión de este foro, el pasado 20 de enero, este objetivo fundamental tiene cuatro ejes claros. ¿Qué queremos para España? Queremos una España más verde, una España más digital, una España más cohesionada desde el punto de vista social y territorial, y una España más igualitaria, que reduzcamos esa brecha de género y evitemos que esta crisis se convierta, de nuevo, en una crisis que agranda las brechas de nuestra sociedad y, en particular, golpea muy especialmente a las mujeres y a los jóvenes, no sólo ahora sino de cara al futuro.

Es decir, que el Plan de Recuperación tiene una visión integradora para conseguir que los colectivos que se están viendo más afectados no sólo por la crisis derivada de la pandemia, sino por los procesos intensos de transformación que se están produciendo en el ámbito climático y en el ámbito digital, que estos colectivos sean protagonistas de la recuperación económica y que el Plan les dé una oportunidad de progreso, de empleabilidad, de prosperidad desde el punto de vista no sólo profesional, sino también personal.

Para avanzar en estos ejes, hemos identificado diez palancas de reforma, de transformación de nuestro país, con gran capacidad tractora sobre el conjunto de la economía. Y hemos concretado todo esto en 30 componentes que articulan inversiones y reformas coherentes para poder llegar a este aumento de la productividad y
a tener un crecimiento más sostenible y más inclusivo a medio y largo plazo.

Al abordar esta hoja de ruta no partíamos de cero. Llevamos más de dos años y medio con una hoja de reformas, lo que llamábamos la Agenda del Cambio, que ya se orientaba hacia estos objetivos y estas prioridades verde, digital, cohesión social y territorial, brecha de género. Y lo que el Plan nos permite es disponer de un gran volumen de recursos para invertir en estas prioridades y abordar de forma coherente estas reformas, para tener no sólo un impacto contracíclico en 2021 –impulsar la actividad económica y el empleo en 2021–, sino además que este impulso de corto plazo no se agote, sino que en el medio y el largo plazo tengamos una mayor capacidad de crecimiento en nuestro país mediante este conjunto de inversiones y reformas.

Porque la pandemia ha cambiado muchas cosas, pero yo creo que lo que, en general, lo que ha hecho es acelerar estos cambios estructurales que ya se venían produciendo, no sólo en nuestro país, sino a nuestro alrededor. Y es urgente que abordemos estas inversiones para encauzar el proceso.

Y el ámbito digital es, quizás, aquél en el que vemos de forma más evidente el salto cualitativo y cuantitativo, el salto exponencial que se ha producido en estos casi doce meses de pandemia.
Por eso, el Plan de Recuperación pone la transformación digital como uno de los ejes principales, que tiene un carácter transversal, que permea todo el Plan de Recuperación. Por eso, nuestra inversión es destinar un tercio de las inversiones totales del Plan justamente a apoyar este proceso de digitalización.

Esto supone aproximadamente unos 20.000 millones de euros de inversión en el periodo 2021-2023. Está por encima de la ratio del 20% que se establece como directriz por parte de las instituciones comunitarias. Y esto hace que haya, no sólo componentes específicos del Plan, sino que la digitalización, y ustedes lo verán cuando se analicen los distintos componentes, es un elemento persistente, continuo, de todos los 30 componentes del Plan de Recuperación.

Hay, como decía, componentes específicos, como el de conectividad, impulso a la ciberseguridad y despliegue del 5G; el de la Estrategia Nacional de Inteligencia Artificial, el de digitalización de las administraciones públicas o el vinculado con el Plan Nacional de Capacidades Digitales. Pero todos los componentes, de una manera u otra, están vinculados y articulan esta doble transición verde y digital.

Por ejemplo, en el ámbito de la movilidad hay acciones, inversiones, proyectos, que se destinan a la movilidad conectada, al desarrollo de los vehículos inteligentes; en el ámbito de la regeneración urbana, estamos hablando también de aplicaciones inteligentes en los edificios públicos, en el funcionamiento de la movilidad urbana y todo el resto de elementos de la gestión de un ayuntamiento, de una ciudad, de un pueblo. Cuando estamos hablando del desarrollo de las energías renovables hablamos de redes inteligentes, de la actualización tecnológica de las redes de transporte, de la distribución o la gestión de demanda; pero es que cuando estamos hablando de la transición ecológica también estamos hablando del uso eficiente de los regadíos, del suelo, de los recursos naturales. Elementos o transformaciones en los que la digitalización es absolutamente crucial, central. Además, tenemos previsto poner en marcha proyectos tractores en sectores en los que España tiene una posición competitiva de ventaja como puede ser el turismo,
la salud, el sector agroalimentario o el comercio.

Así que tenemos una serie de proyectos muy específicos en el ámbito digital. Vamos a integrar este eje de forma transversal en todas las inversiones del Plan. Y no hay tiempo que perder. Por eso, ya hemos incluido dentro de los Presupuestos Generales del Estado para 2021 un volumen muy significativo de inversiones, más de 3.750 millones de euros, para el despliegue de la agenda España Digital 2025. Multiplica por seis aproximadamente el presupuesto que se venía destinando a este ámbito.

Estamos hablando de programas como los de digitalización de las administraciones públicas, la convocatoria de proyectos para el despliegue de la Inteligencia Artificial en el ámbito empresarial e industrial, el desarrollo de la economía del dato, la extensión de la conectividad de alta velocidad en todo el territorio, la implantación del 5G en los grandes corredores de transporte vial y ferroviario,
la promoción de España como hub audiovisual a nivel europeo y mundial. Son algunas de las iniciativas de digitalización que están en la agenda digital que el presidente del Gobierno presentó el pasado mes de julio y que es la hoja de ruta que vamos a seguir y que vamos a empezar a poner ya en marcha en 2021.

De hecho, esta agenda digital está entre las más ambiciosas y completas de la Unión Europea. Hace sólo una semana recibí el premio que nos daba la asociación empresarial del sector digital europeo, Digital Europe, el premio Masters of Digital 2021 precisamente por considerar que la agenda digital española y los planes que hemos venido publicando eran los más concretos, los más ambiciosos y los más claros de toda la Unión Europea. Y ése era el objetivo, la verdad, que perseguíamos al poner tanta velocidad y tanta ambición y empeño en sacar cuanto antes estos planes concretos, que son tan importantes para que todo el ámbito, todas las empresas sepan exactamente hacia dónde se dirige el Gobierno, cuáles son sus prioridades y en qué vamos a invertir los recursos públicos.

Por eso hemos publicado ya el Plan de Digitalización de Pymes,
el Plan Nacional de Competencias Digitales, el Plan de Digitalización de las Administraciones Públicas, la Estrategia de Impulso de la Tecnología 5G, el Plan para la Conectividad y las Infraestructuras Digitales y la Estrategia Nacional de Inteligencia Artificial (ENIA). Y, en las próximas semanas prevemos publicar el último de los planes, el de impulso de España como hub audiovisual de Europa y del conjunto del mundo. Como hub internacional en el ámbito audiovisual.
________________________________________________________________

Los datos de su empresa en la Guí@ de proveedores TIC para la Tr@nsformación Digit@l
La Guí@ de Empresas Líderes en Transformación Digital es la única herramienta especializada de búsqueda de empresas por 25 actividades o situación geográfica.
Información: https://www.revistatransforma
ciondigital.com/guia-lideres-transformacion-digital/
________________________________________________________________

En conjunto, todos estos planes tienen unos objetivos muy claros. Cuando hablamos de conectividad estamos hablando de llevar la conectividad al 100% del territorio. Todos sabemos lo importante que es el despliegue de las infraestructuras y la conectividad para que los ciudadanos puedan desarrollar sus proyectos profesionales y personales en todo el territorio. Lo importante que es para la vertebración del territorio esta conectividad digital. También tenemos claros los objetivos en materia de 5G, para avanzar en las licitaciones del espectro correspondiente con el objetivo claro de que se despliegue lo antes posible para que España siga estando a la vanguardia en las tecnologías y las infraestructuras de nueva generación, después de habernos situado en estos 20 años totalmente a la vanguardia en lo que se refiere a las redes de fibra óptica. Tenemos objetivos muy claros también en términos de digitalización de las administraciones públicas, poniendo en marcha proyectos que hagan la administración más ágil, más moderna, más eficiente, al servicio al ciudadano. Por ejemplo, nuestro objetivo es que el 50% de las relaciones entre los ciudadanos y la Administración se haga a través de apps. Por ejemplo, poner en marcha proyectos tractores de digitalización en el ámbito de la Justicia, de la salud, de las políticas de empleo. Temas que todos, yo creo, tenemos muy claro que tenemos que modernizar en estos próximos años.

Además de todos estos proyectos de inversión tenemos que abordar también las reformas, los cambios normativos, para acompañar el proceso. Hemos sacado ya a audiencia pública el proyecto de Ley de Telecomunicaciones, el proyecto de Ley Audiovisual, el de Ciberseguridad 5G. Hemos abordado también el proceso de consulta pública de la Carta de Derechos Digitales, un tema absolutamente fundamental en el que, de nuevo, España está a la vanguardia europea y casi mundial en cuanto a tratar de determinar cómo podemos garantizar que los derechos individuales y colectivos que nos son tan queridos en el ámbito analógico, en la realidad, también se protegen de forma efectiva en el ámbito digital. Y que, por tanto, éste es un proceso humanista, un proceso que pone al ciudadano en el centro y que no abre nuevas brechas, nuevos elementos de discriminación o desigualdades.

También en este ámbito vamos a sacar próximamente a audiencia, yo espero que cuanto antes, el proyecto de la Ley de Startups,
con unas medidas específicas dirigidas a los emprendedores en el ámbito digital, a estas empresas de rápido crecimiento, avanzadas en la innovación. Y, en los próximos días, vamos a sacar a consulta una Ley de creación y crecimiento empresarial para mejorar el clima de negocios y potenciar el emprendimiento en términos generales en el conjunto de nuestro país.

Podría seguir mucho tiempo desgranando proyectos, ideas, reformas. Sí quería compartir con ustedes algunos de los ejes principales en los que estamos trabajando. Pero no quiero terminar sin referirme a los dos elementos que considero centrales, que son el corazón de todo el proceso de transformación digital. Me refiero
a la educación y a las pymes. Son dos de las palancas cruciales para conseguir que el proceso de transformación se haga real en nuestro país.

En relación con la educación y la capacitación digital, yo creo que todos somos conscientes de que ésta es la base de cualquier transformación. Tenemos que asegurarnos de que los ciudadanos pueden acceder a los empleos de calidad que se van a generar en estos sectores, en estas actividades de futuro. Y, más allá del plano profesional, tenemos que asegurarnos de que los ciudadanos tienen las herramientas para vivir en esta nueva realidad digital y que no les ocurre como, yo creo, a muchos de nosotros, por lo menos a mí, que soy una observadora maravillada de las cosas que pueden ocurrir con la Inteligencia Artificial. Tienen que ser actores de su propia vida, de su propio futuro.

Y, para eso, tenemos que dotar a todos los ciudadanos de las competencias digitales suficientes. Hemos puesto mucho foco en este plan de ‘digital skills’, de competencias digitales. Ya hemos dado pasos en estos últimos años. Por ejemplo, revisando las titulaciones de Formación Profesional para incluir nuevos módulos, para incluir un ámbito digital en todos los distintos títulos de formación profesional. Vamos a invertir en el desarrollo de los especialistas y todo el ámbito universitario.

Pero creo que todo lo que hagamos en este sentido será necesario y será muy importante, prestando también una atención preferente al desarrollo de vocaciones femeninas en este ámbito. Tenemos un gran riesgo de que, si las mujeres no acceden a la formación necesaria, se agrande aún más esta brecha de género porque no podrán acceder a los empleos de calidad del futuro.

Hay que impulsar la digitalización de los centros educativos y formativos, empezando por dotar de las herramientas a los niños. Nos hemos dado cuenta con la pandemia de que muchas familias no disponían ni de tablets ni de ordenador ni de conectividad en su casa para que los niños pudieran seguir la educación. Ya hemos lanzado varias licitaciones para comprar ordenadores con conectividad para los alumnos vulnerables en la mayoría de las comunidades autónomas, a través del programa Educa en Digital.

Por tanto, estamos impulsando mucho este terreno, pero en cada reunión yo lo digo: cada uno en su propio ámbito debe ser muy consciente de que tiene que contribuir también a la formación digital del conjunto de la sociedad. Desde el Gobierno lo vamos a impulsar, vamos a invertir recursos públicos. Pero todas las empresas son responsables de la recualificación de sus trabajadores y de contribuir a este proceso de aumento de la productividad y, por tanto, de la calidad del empleo en nuestro país.

Y el segundo gran elemento tractor son las pymes. España es un país de pymes, conforman el grueso de nuestro tejido productivo,
y hemos de apoyar y acelerar su digitalización para que no pierdan el tren de las oportunidades que se van a abrir en estos próximos años y que vamos a impulsar con el Plan de Recuperación.

Por eso en el Plan de Recuperación hay un importante volumen de inversión pública destinada, precisamente, a la digitalización de las pymes. Aproximadamente, 5.000 millones de euros se van a destinar a invertir justamente en la transformación digital de las pymes.
Por poner sólo un ejemplo, el programa Digital Toolkit, al que prevemos destinar 3.000 millones de euros, lo que quiere es tener una especie de catálogo básico de digitalización de las empresas para que todas tengan las herramientas, los instrumentos desde el punto de vista de su gestión interna, de la relación con los clientes, de la gestión de los recursos humanos, del marketing digital,
del comercio electrónico… Apoyarles también en cuanto a la formación y la cualificación de su personal, la asesoría y el apoyo durante todo el proceso, y apoyarles también en cuanto a la conectividad. Es decir, un paquete amplio de apoyo a las pymes de nuestro país para que, cuanto antes, puedan estar preparadas para actuar, para competir y para crecer, sobre todo, en este ámbito digital.

Quería referirme en este foro, hablando de temas digitales, justamente a estos dos temas, ‘digital skills’ y digitalización de pymes, porque creo que son los que verdaderamente harán que España triunfe en este proceso de transformación clave para nuestro futuro.

Termino ya, incidiendo en la importancia de tener esta mirada de largo plazo sobre nuestro país. Contamos con importantes activos. Vengo justo de un debate parlamentario en el que, una vez más, he tenido que compartir mi convicción personal de que creo que España es un gran país. Creo que España tiene enormes activos, tiene un tejido productivo ágil y flexible, tiene una sociedad cohesionada y solidaria, determinada a salir adelante. Tiene profesionales con talento. Y creo que tenemos que apoyarnos en todos estos activos porque la digitalización no puede ser cosa de unos pocos; tiene que ser la realidad en la que puedan triunfar todos los ciudadanos españoles, todos los territorios y todas las empresas.

Y para esto es absolutamente fundamental la colaboración público-privada. Como decía antes, no es sólo labor de un gobierno, ni siquiera de las administraciones públicas, impulsar el proceso.
Creo que todos tenemos que trabajar y remar en la misma dirección.
Y, para eso, hemos impulsado y establecido múltiples canales de comunicación con el sector privado: el Hub de Competencias Digitales, que convocamos hace un par de semanas; el Consejo Consultivo de Transformación Digital, que va trabajando en muy buena armonía y con una energía muy positiva en todos estos ámbitos. Hemos ido lanzando invitaciones a manifestación de interés para conocer qué proyectos, qué empresas, qué ámbitos o qué instrumentos son los más eficaces para apoyar el programa de digitalización o el Plan de Recuperación. De hecho, ya hemos lanzado una solicitud relativa a la extensión de la banda ancha de muy alta conectividad y la cobertura 5G en zonas rurales que ha tenido una respuesta masiva: hemos recibido más de cien respuestas en un ámbito que yo, francamente, preveía que habría pocos operadores interesados en participar.

Éste es el mensaje con el que he empezado mi introducción y termino con el mismo mensaje: mi impresión es que todos los ciudadanos españoles, todas las empresas, son conscientes de que tenemos ante nosotros un gran reto y también una gran oportunidad para afrontar estos retos de futuro (el verde, el digital), abordando un programa de inversiones y reformas ambicioso en el que todos podemos contribuir, en el que nadie sobra. Y que, verdaderamente, puede ser clave para que 2021 sea el año de la recuperación y que podamos continuar sentando las bases de un crecimiento que sea más inclusivo, más sostenible a medio plazo. Y, en definitiva, que el enorme volumen, el volumen ingente de recursos públicos que estamos invirtiendo para dar respuesta a la pandemia nos permita también construir un país mejor para nuestros hijos y nuestros nietos.

Termino con esta idea positiva y muchas gracias por la oportunidad que me han dado de hablar de este tema que, como se ve, me apasiona. Podría estar mucho más tiempo, es de los más importantes. Es de las cosas que más importan en este momento y agradezco, de verdad, que, entre tanto ruido, haya foros como éste que nos permita tener debates constructivos y hablar de lo que es necesario para nuestro país. Gracias.

 

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.