La Comunicación Interna, un valor al alza entre las empresas españolas.

La Comunicación Interna, un valor al alza entre las empresas españolas
Autor :  Ramón García Soto
Ingeniero de Telecomunicaciones, socio y director en Exevi, co-fundador de @cycle_it.

El perfil y la agenda de los Directores de Personas está cambiando a favor de un modelo donde prima la transparencia y las personas se sitúan en el centro gracias a la comunicación interna.

Si preguntamos a cualquier persona de a pie quién cree que es el responsable de la comunicación de una compañía seguro que la última persona en la que piensa es en el Director de Recursos Humanos.
Es natural. Durante muchos años hemos visto que la comunicación de las compañías estaba monopolizada por los departamentos de Marketing o, en las compañías donde estaba más desarrollada, por la figura del Director de Comunicación, normalmente asociada a las Relaciones Públicas y con los medios de comunicación.

Pero el mundo cambia y los mayores cambios nacen desde dentro. En las organizaciones el perfil de trabajador ha evolucionado rápidamente a la par que las nuevas profesiones y generaciones iniciaban su incorporación al entorno laboral.

Hablamos de un personal más cualificado que el de la generación de nuestros padres. También mucho más exigente en lo que se refiere al trato que le da su empresa y, porque no decirlo, a veces muy difícil de encontrar dada la escasez de especialistas en el ámbito de la tecnología y de la economía digital.

Científicos de datos, desarrolladores software, expertos en inteligencia artificial, especialistas en innovación y diseño de producto y, así, un largo etcétera, son perfiles que demandan compañías de todo tipo y que son difíciles de atraer y de fidelizar.

Por ello las empresas, desde la más clásica a la «start up último modelo» diseñan e implementan estrategias que les permitan fidelizar a estas figuras, lo que también está haciendo que la labor de los Recursos Humanos cambie y evolucione externalizando o automatizando sus tareas burocráticas y administrativas (rpa) a favor de actividades más creativas centradas en desarrollar y fidelizar su talento más preciado.

Y aquí nos encontramos con la Comunicación Interna en primer plano, ya que este nuevo perfil de trabajador también es un super-consumidor de información en formato píldora, moldeado por una década de redes sociales y mensajería instantánea.

La comunicación, además de agradecerse cuando llega con el contenido y la forma esperada, es una herramienta fundamental para dar a conocer todas las iniciativas que surgen en el seno de la organización para fomentar la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, las políticas de conciliación, el apoyo al medio ambiente o el cuidado de la salud y bienestar de sus trabajadores.

Hablamos del salario emocional, otro aspecto en auge que debe cuidar en gran medida el Director de Recursos Humanos reconvertido en Director de Personas y de Talento.

Algo está cambiando
Todos los directivos, mandos y responsables de equipos han tenido o tendrán que fortalecer sus dotes de comunicación como una competencia imprescindible para llevar a cabo su papel, especialmente la comunicación interna hoy es un atributo fundamental en el nuevo rol del Director de Personas.

El desarrollo de estos atributos es fundamental, ya que la exigencia de transparencia y coherencia son también cada vez mayores, y la tolerancia al engaño, ya sea intencionado o como resultado de una mala comunicación, está bajo mínimos.

Ya sea para hacer frente a una fusión empresarial alineando comunicación interna y externa o para concienciar al hilo de una iniciativa interna de responsabilidad social, como esa lluvia fina que al final acaba calando, la dirección de Recursos Humanos tiene una gran oportunidad de ganar relevancia liderando esta función que año tras año, crisis tras crisis, generación tras generación, gana relevancia.
La Comunicación Interna está en auge, pero aún tiene recorrido. Según las conclusiones del Estudio sobre la percepción de los canales digitales en Comunicación Interna, llevado a cabo por el Foro de Comunicación Interna, la valoración de global de la Comunicación Interna es positiva, pero con un gran margen de mejora.
El estudio revela que existe una clara predisposición a acceder a los canales digitales de la empresa desde sus dispositivos móviles, con mayor énfasis en el colectivo joven. Y aquí entra el nuevo paradigma de la digitalización, ya que es otro de los aspectos más importantes de esta nueva ola que impulsa a la comunicación interna.

En este aspecto los canales de comunicación más consolidados son la intranet y el correo electrónico, aunque también es cierto que no son los más eficientes para cubrir la nueva demanda, ni los más amigables para los responsables que han de gestionarla.
Sin embargo, las apps de comunicación interna son las que despiertan mayor interés entre los trabajadores y, lamentablemente, a día de hoy la mayor parte de las empresas se encuentran todavía en un estadio muy analógico en lo que a tecnología y digitalización se refiere.
El perfil y la agenda de los Directores de Personas está cambiando claramente a favor de un modelo donde prima la comunicación interna y en el que la digitalización y las nuevas plataformas de comunicación digitales tienen un lugar privilegiado para los próximos años.

 

 

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.