La transformación digital en la telefonía de las empresas

El año 2020 pasará a la historia como un año de cambios; cambios provocados por la pandemia que ha azotado el mundo entero: el coronavirus. Muchas empresas han tenido que cambiar su forma de trabajo y volver a reestructurar los puestos para poder seguir en el mercado.

Uno de los mayores retos a los que se han enfrentado las empresas es sin lugar a dudas la implementación del teletrabajo. Hablamos de reto, ya que en muchos casos estas empresas no tenían un sistema adecuado para que sus trabajadores pudieran desempeñar sus tareas desde su hogar en vez de en la oficina.
La respuesta para muchas de estas empresas ha sido implementar la telefonía IP.
Gracias a la implementación de la telefonía IP para poder realizar el teletrabajo de forma eficiente, muchos empresarios han detectado un gran ahorro en sus costes mensuales, pudiendo llegar en algunos casos a tener una reducción de casi un 85% de los costes mensuales, tanto de alquiler, luz y demás gastos fijos, los cuales sería impensable pensar en prescindir de ellos en una situación normal.

Otra de las ventajas que se han hecho visibles durante la pandemia al implementar estas medidas de telefonía IP es la facilidad para conectar distintas oficinas y sucursales de diferentes ciudades e incluso países de una forma muy sencilla y sin que ello conlleve un gasto extra. Por lo que obviamente es un punto a favor a tener muy en cuenta en empresas que están globalizadas y tienen sucursales alrededor de todo el mundo.

Muy relacionado con el punto anterior, hay que mencionar la facilidad de poder trabajar desde cualquier dispositivo y desde cualquier lugar sin que ello tenga una influencia negativa en la calidad del trabajo realizado o que de problemas a lo largo de la jornada laboral. Por este motivo se puede afirmar que este método de trabajo debe tenerse presente una vez finalice la pandemia, pues ayuda a muchas familias a conciliar la vida laboral con la vida personal, un punto que está cada vez más en auge y crea más polémica entre empleados y empresarios.

Para finalizar con las ventajas que se han detectado con la implementación de la telefonía VoIP en las empresas, hay que mencionar el hecho de la facilidad que hay para realizar una gestión y control de las llamadas que se realizan desde cualquier parte del mundo, llegando incluso a poder gestionar varias llamadas al mismo tiempo sin que ello influya en la calidad y gestión de la propia llamada, dando al cliente una solución y atención de buena calidad.

 

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.