Cómo configurar los dispositivos de tu casa para ahorrar energía

Cómo configurar los dispositivos de tu casa para ahorrar energía
Nunca es plato de buen gusto recibir la factura eléctrica y ver una cifra bastante elevada. Ya de por sí no resulta agradable en ninguna época, pero en la situación actual de crisis económica, ello traslada a los consumidores una mayor dosis de ansiedad.

 Por suerte, existe la posibilidad de reducir el importe de las facturas de luz. Para tal fin basta con aplicar ciertos parámetros y configuraciones a la hora de tratar con determinados dispositivos, aparte, obviamente, de contratar una compañía eléctrica barata. Muchos de ellos están presentes en la práctica totalidad de domicilios de España, así que presta atención a las siguientes claves.
Adiós a los LED de standby
A raíz de la aparición de la tecnología LED son muchas las viviendas españolas que vieron reducido su consumo de energía. Aun así, no conviene pensar que se otorga vía libre para tener siempre encendidos varios puntos de luz, por muy pequeños que éstos sean.
Un claro ejemplo es el de las luces de los aparatos que se mantienen encendidas cuando los mismos están en standby. No solo hablamos de dispositivos algo ya anticuados como los receptores de TDT, sino también de aquellos bastante nuevos. Las cámaras que funcionan a modo de vigila-bebés lo demuestran a la perfección.
Afortunadamente muchos de estos dispositivos son bastante versátiles en términos de configuración. Basta con acceder a la interfaz de ajustes para darse cuenta de ello. En el apartado ‘Energía’ suele ser posible desactivar dicha luz. Aunque en un par de días no se nota, mes tras mes se evidenciará una reducción en las facturas recibidas de parte de tu compañía eléctrica.

Modo noche en aparatos con pantalla OLED
Los paneles con tecnología OLED tienen varias ventajas impagables. Una de las más evidentes guarda relación con la pureza del color negro. ¿Cómo se consiguen? Básicamente no iluminando los píxeles que, en cada instante, reproducen una imagen oscura.
Esto se traduce en que, por ejemplo, las típicas franjas horizontales no se muestran en caso de visualizar un contenido multimedia cuyo ratio de aspecto no es exactamente idéntico al del panel. Pero en Transformación Digital hoy estamos hablando del consumo. ¿En qué repercute?

Básicamente en una factura que te permitirá ahorrar algún que otro euro trimestralmente, puesto que al no requerir tantos puntos de LED encendidos para la iluminación de las escenas, el televisor consume menos. Es por este motivo que, pensando en el futuro ahorro, es altamente recomendable comprar uno de estos modelos, ya que su mayor precio tarde o temprano termina amortizándose.
Pero el ahorro no solo puede darse en caso de tener televisores. Poco a poco va aumentando el número de españoles que disponen de un smartphone con pantalla OLED. Si también es tu caso, el modo noche se convierte en tu principal aliado al pretender ahorrar.
¿De qué manera? En concreto tendrás que cargar menos veces el aparato telefónico, puesto que la batería durará más. Ello vendrá dado por la interfaz, la cual se mostrará ennegrecida –a excepción de los textos–. Nuevamente se producirá una reducción de la energía consumida gracias a no tener que retroiluminar los LEDs presentes en las zonas en negro.

Enchufes con temporizador
Por diversos motivos son muchos los españoles que se acostumbran a dormir con el televisor encendido, así como con cualquier otro dispositivo que emita algún tipo de contenido, especialmente sonoro. Otro claro ejemplo son las radios.
Sí, las apps del móvil suelen disponer de un modo siesta que es idóneo en este sentido. Pero los dispositivos convencionales solo se apagan si el consumidor opta por hacerlo manualmente.
Esto se traduce en que permanecen encendidos durante gran parte de la noche, acarreando un considerable consumo que se traduce en una factura demasiado alta. De hecho, incluso tal vez conlleve problemas para llegar a final de mes. En tus manos está evitar este tipo de situaciones tan desagradables.
Pero, ¿cómo configurarlos para que se apaguen automáticamente si no disponen de dicha función? Puedes añadírsela con un aparato creado específicamente para tal objetivo. Nos referimos a los enchufes con temporizador.
Precisamente ahora que la sociedad desea más que nunca ahorrar todo lo posible, situación que también se produjo en la crisis del año 2007, estos elementos tecnológicos han visto disparadas sus ventas en nuestro país.

Y no es para menos, puesto que proporcionan una enorme comodidad y tranquilidad. El consumidor sabe que, tras haberse cumplido el tiempo indicado a través del módulo de regulación, el enchufe en cuestión dejará de proporcionar energía al dispositivo. Así pues, se quedará dormido y poco después el aparato que utilizaba para relajarse nocturnamente dejará de operar –y de gastar luz–.
Poniendo en práctica las tres claves que hemos mencionado acabarás ahorrando una nada despreciable cantidad de energía, lo cual te permitirá hacer frente a las facturas sin que ello suponga un esfuerzo excesivo en términos económicos.

 

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.