La importancia de un segundo idioma

Todo el mundo sabe que tener un segundo idioma o hasta un tercer idioma es una catapulta a mejores oportunidades. Y en un mundo tan increíblemente conectado e indeteniblemente tan cultural., un segundo idioma, más que abrirte puertas, te hace más competitivo y te mantiene en la cresta de la ola, sea cual sea tu especialidad. Desde maestros de escuela, hasta ingenieros aeronáuticos, todos han podido comprobar que el multilingüismo construye una gran base de conocimientos, ya que es el primer paso para el desarrollo de una carrera de éxito.

No es sólo para los que viajan
Aunque originalmente se pensaba que conocer un idioma nuevo sólo servía para las personas que se encargaban de crear conexiones entre países, tal es el caso de los intérpretes, estas personas con privilegios en el conocimiento de otro idioma, eran las que tenían todo el derecho de superar las fronteras y conservaban el dominio de ser las únicas que controlaban los intercambios entre diferentes países. Pero el empoderamiento de los diplomáticos y comisionados de negocios se quedó en el siglo XIX.
Actualmente, todo el mundo tiene la posibilidad de comerse el mundo cuando quieran, ya que la información está al alcance de todos y se ha democratizado a niveles nunca antes vistos. Pero esta era de la información, aún tiene una trampa, y es el idioma, ya que esta información no está disponible en tu idioma y los medios de interconexión modernos, como las redes sociales y los desarrollos colaborativos, que han catapultado cientos de carreras, se desarrollan a pesar de las fronteras, pero sólo son accesibles para los que conozcan un segundo idioma.

La esclavitud de otra lengua
Hoy en día, el dominio de más de un lenguaje es un requisito de los más básicos en el desarrollo profesional y laboral, ya que hace a las personas más competitivas en el ámbito internacional, liberándose de sus límites locales. Pero no se limita a eso en particular, ya que igualmente es útil a la hora de realizar un viaje de cualquier tipo, al buscar información online para cualquier ocasión, entender el chiste de ese programa de televisión en otro idioma y hasta para comprender un manual de uso en lengua extranjera.
Hay varias lenguas de empleo imprescindibles para todo profesional o persona común, sobre todo en la comunidad europea. Estas son el inglés, el francés y el español. Ya que a pesar de no ser las principales lenguas habladas en el mundo, son las que se usan tradicionalmente para el intercambio cultural, y se han universalizado con el paso del tiempo, y para aprenderlas debidamente, la escuela de idiomas, es el lugar adecuado si se trata de tu aprendizaje.

Un millón de métodos
Muchas plataformas de aprendizaje de idiomas se han establecido desde la aparición del lenguaje o la caída de la Torre de Babel, y todas ellas han nacido de la necesidad del conocimiento del idioma. Desde cursos con apoyo en vídeo, hasta aplicaciones para smartphones o clases online, algunas han sido muy positivas en muchos casos, y otras han sido un estrepitoso desastre. Y aunque suene retrógrado, una academia va a ser siempre el lugar perfecto para aprender un segundo idioma. No sólo por que es la técnica que más se usa, sino porque con el paso de los años, es la única que ha permanecido inmutable, y aunque se ha modernizado en especialización, determina el canon de la enseñanza.

La simple persistencia de un profesor presente y en tiempo real, es el mejor pilar de tu práctica. Ya que los expertos siempre han afirmado, que el aprendizaje más básico de cualquier idioma, comienza con la reproducción de otra persona que lo hable fluidamente, escuchándole e interactuando con él. Para después probar a desarrollar estos conocimientos con otros individuos que hablan esa lengua.

Se puede aprender desde la infancia
Muchos estudios han corroborado que el aprendizaje de una lengua diferente a la materna, es más sencillo durante los primeros 5 años de vida, y esto se debe a que durante ese período, se generan más conexiones neuronales, por lo que para los pequeños, es más fácil aprender nuevos idiomas. Pero esto no limita el aprendizaje a los niños, ya que cualquier adulto puede aprender un nuevo idioma, utilizando los mismos métodos que se utilizan para aprender y desarrollar su lengua materna.

Sólo hay que entender que si se ha tardado muchos años para aprender a hablar español correctamente,  y cada día se adquieren nuevas palabras y conceptos. Para aprender cualquier otro idioma, sólo hay que tener mucha paciencia, constancia y un deseo imparable de querer ampliar los horizontes más allá de lo posible.

 

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.