Puedo solicitar un crédito si estoy en las listas de ASNEF?

Revista Transformación Digital | miércoles 28 - agosto - 2019

Puedo solicitar un crédito si estoy en las listas de ASNEF?
Imprevistos económicos, pagos de última hora o algún gasto voluntario hacen que todos en algún momento necesitemos un ingreso de capital extra. La financiación de dinero es algo que tradicionalmente han gestionado las entidades bancarias tradicionales imposibilitando el acceso a préstamos  a muchos de sus demandantes por pedir unos requisitos poco flexibles. En los últimos años han nacido un sin fin de plataformas cuyo objetivo es democratizar este producto financiero, acercarlo a la sociedad y conseguir que la gran mayoría de usuarios puedan beneficiarse de este recurso, incluso aquellos que tienen condiciones más complicadas.


Es el caso, por ejemplo, de aquellos que están en la lista ASNEF.
Las siglas ASNEF hacen referencia a la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito y su razón de ser, básicamente, es valorar la solvencia de una persona o entidad. Dicho con otras palabras, se trata de un fichero de morosos que registra las personas que dejan de efectuar un pago a una corporación o administración. Las entidades financieras tradicionales siempre se han mostrado recelosas ante estos casos, tanto que en la gran mayoría de situaciones han puesto en duda la capacidad económica de la persona solicitante y han optado por denegar su solicitud, haciendo que la persona en cuestión se vea limitada si necesita liquidez económica de forma rápida.
Pero las nuevas plataformas que han surgido tras la revolución tecnológica y el desarrollo de múltiples portales que pretenden facilitar la vida a las personas acercando sus múltiples servicios a los hogares han hecho que ahora se puedan pedir creditos rapidos sin importar ASNEF. Son varias las webs financieras que operan de este modo para que los clientes tengan acceso a pequeñas cantidades de dinero que les permitan completar algún pago que tienen pendiente. Lo cierto es que estos mini créditos están pensados  para cubrir necesidades concretas que se requieran en un momento dado, y es precisamente por eso que se ha flexibilizado también la posibilidad que lo hagan personas que aparecen en la lista de ASNEF. ¿Por qué? Porque a menor cantidad de dinero solicitada menor posibilidad de endeudarse y, por tanto, más garantías va a tener la entidad financiera de no perder dinero.
No obstante, también se requiere de cumplir algunos requisitos, aunque mucho más sencillos y básicos que en la banca tradicional. La gran ventaja de este tipo de créditos es que no cuentan con intermediarios, son rápidos y el usuario va a dejar atrás todo el embrollo burocrático que representa solicitar un crédito.
Sólo haciendo un clic, el dinero va a llegar normalmente en menos de 48 horas, siempre dependiendo de la entidad crediticia y de la cantidad de dinero solicitado.

Solicitar créditos sin nómina o aval
Pero gracias a este tipo de entidades surgidas de la digitalización de los servicios, como Bonsai Finance, también es posible conseguir capital sin otros requisitos que antes eran absolutamente imperativos para conseguir un crédito. Por ejemplo, la flexibilidad también ha llegado a las personas sin nómina o aval, hecho que ha duplicado por mucho el número de personas que acceden a embarcarse en esta experiencia de servicios.
Y es que a la hora de pedir un crédito, la banca tradicional siempre se ha mostrado muy exigente con los requisitos que deben cumplir sus solicitantes haciendo que la gran mayoría de ellos no hayan podido hacer frente a pagos o inversiones imprevistas.
Hay que tener en cuenta que precisamente las personas que no disponen de una nómina o de alguien o algo que los avale son las personas más vulnerables de sufrir contrariedades económicas, así que este nuevo producto que puede conseguirse de forma online y sin muchos requisitos hace brotar un rayo de esperanza en gran parte de la sociedad.

Estos mini créditos ofrecen cantidades reducidas que evitan un posible endeudamiento
Este nuevo paradigma ha dibujado un nuevo escenario en el que los préstamos sin nómina son posibles, siempre y cuando se trate también de cantidades de liquidez no muy altas – normalmente nunca superan los 4.000 euros – y que pueden devolverse en plazos de tiempo reducidos para evitar el endeudamiento de los usuarios que, recordemos, muchos de ellos son personas con situaciones económicas bastante susceptibles.
Una de las grandes ventajas de estos nuevos productos financieros es que se adaptan a las necesidades del cliente. Se trata de productos especializados que se ajustan a los diversos públicos, y no al revés, cuando eran los usuarios los que iban en busca del crédito que más les sirviera. Y es que ahora son las propias entidades online las que se centran en ámbitos de clientes a quien les pueda interesar un producto concreto. Este rasgo distintivo, sumado a la rapidez, sencillez y agilidad con la que se consigue un préstamo online, hace que estos productos gocen de una gran popularidad y de un elevado grado de confianza que se afianza por la satisfacción con la que quedan los clientes.

 

Etiquetas: , ,

Categorías: General