El absentismo en España alcanza el 5%, máximo histórico.

Revista Transformación Digital | viernes 22 - junio - 2018

El absentismo es uno de los problemas mas acuciantes para las empresas, ya que en el ultimo año las compañías perdieron 76449 millones de euros por las ausencias al puesto de trabajo, un coste que se ha disparado un 10,5%
en solo un ejercicio. La tasa de absentismo se define como el porcentaje de las horas no trabajadas (sin contar vacaciones, festivos..) respecto a la jornada pactada efectiva.
La tasa de absentismo ha repuntado un 21% en España desde 2014 alcanzando así en 2017 el 5% , lo que la sitúa en su nuevo máximo histórico.

Hasta el año pasado, el nivel más alto se había alcanzado en 2007, cuando fue del 4,95%, según el VII Informe Adecco sobre Absentismo Laboral elaborado por Adecco.

En España, la tasa de absentismo presenta una evolución dispar. Entre el año 2000 y el 2007 aumentó desde el 3,7% hasta el 4,95%. De 2008 a 2011, se estabilizó en torno al 4,7% y, de 2012 a 2013, tiene lugar un marcado descenso hasta el 4,1%. Es decir, que en épocas de crisis el absentismo se reduce por el miedo de los trabajadores a perder su trabajo y en las épocas de recuperación las ausencias injustificadas al puesto de trabajo aumentan.

La tasa de absentismo por Incapacidad Temporal (IT) se ha reducido desde 2007 hasta 2013 un 30%, desde el 3,85% hasta el 2,72%. En 2014, experimentó un repunte del 9% respecto al año anterior, hasta quedarse en el 2,96% y en 2015 volvió a crecer con fuerza, un 10% hasta el 3,25%. En 2016 subió un 6% hasta el 3,44%, llegando en 2017 al 4%, lo que la situó en el 3,58%.

Por sectores, la tasa de absentismo es del 5,1% en el sector servicios, igualando en el último año su máximo histórico de 2007. La tasa de absentismo fue del 5,1% en la industria, cuyo máximo fue del 5,5% en 2007, y del 3,4% en la construcción, con un máximo del 3,6% en 2008.

La tasa de absentismo por IT se redujo notablemente entre 2007 y 2013, especialmente en el sector de la industria, llegando a situarse en 2013 a niveles incluso inferiores a los del año 2000, tanto en este sector como en el de la construcción, y situándose en el mismo nivel en el caso del sector servicios. Sin embargo, en 2014 repuntó levemente en los tres sectores. En 2015 y 2016 experimentó una fuerte subida en Servicios e Industria, y un incremento mucho más moderado en el sector de la construcción. Por último, en 2017 subió en los tres sectores, destacando la construcción con una mayor subida porcentual.

Autora;  Inés Aparicio , publicado en El Empresario.

 

 

 

 

Etiquetas: , , ,

Categorías: General