Big Data & Analytics el próximo 22 de septiembre en Madrid

Revista Transformación Digital | martes 26 - julio - 2016

11 big data

Big Data:Una promesa accesible para todos los negocios.
Big Data es cada vez más una realidad concreta, que se acerca más al usuario no experto en tecnología, y va a transformar no solamente los productos, sino sus modelos de negocio. Además, va a hacer posible una seguridad más proactiva e inteligente. No obstante, las empresas tendrán que ser capaces de materializar estas oportunidades sin vulnerar la regulación de datos, ni la privacidad del cliente. IDC ofrece un marco para debatir estos retos y oportunidades en su conferencia de Big Data & Analytics del próximo 22 de septiembre.

El uso de soluciones de Big Data se está aproximando al usuario de negocio en forma de soluciones fáciles de usar, con un elevado componente visual. La escasez de expertos en Big Data está dirigiendo la oferta hacia soluciones cada vez más orientada al usuario de perfil no tecnológico. Estas soluciones están incorporando elementos de autoservicio, que le permitan tener autonomía en el uso de estas herramientas de conocimiento.

La promesa de Big se extiende cada vez a más áreas. El denominado Internet de las Cosas (IoT) presenta la oportunidad de recoger datos tanto de productos como de comportamiento de clientes y usuarios. No obstante, el valor se encuentra en un nivel más elevado. En el caso de los clientes, el valor está en hacer posible a los proveedores a anticipar la demanda de los clientes, ofreciendo productos y servicios no solo personalizados, sino que se presentan el momento en el que los clientes lo necesitan. En el caso de IoT, el valor está en conocer de antemano cuándo un producto determinado va a necesitar un mantenimiento preventivo, o cuándo debería de ser reemplazado.

Para materializar ese valor es necesaria una capa de inteligencia, que proporciona Big Data. Van a aparecer soluciones paquetizadas para verticales específicos, que puedan resolver las necesidades de verticales particulares. Aunque la mayor parte de estas soluciones se centrará en la optimización de los procesos existentes, Big Data tiene el potencial de alterar significativamente los modelos de negocio en ciertas industrias, abriendo oportunidades de ofrecer valor añadido a nuevas empresas de servicios en cualquier parte del mundo.

Por otro lado, la inteligencia de Big Data está evolucionando desde soluciones analíticas a soluciones cognitivas. Es decir, soluciones que aprenden y responden de forma diferente según el historial de interacciones. De hecho, es posible enseñar y formar a estas soluciones, hasta que sean capaces de dar una respuesta adecuada.

Estos sistemas cognitivos en forma de aplicaciones comerciales están empezando a surgir en forma de casos de uso en diferentes sectores. Por ejemplo, en el sector de la sanidad, se utilizan como soporte al diagnóstico y tratamiento del paciente en áreas como la oncología. En el caso del sector de retail, funciona como un asesor experto en compras o formador en ventas. Cada vez más organizaciones están experimentando con este tipo de sistemas, buscando nuevas posibilidades antes inimaginables.

Dado que  Big Data y los sistemas cognitivos se nutren de datos, cada vez más estos se van a convertir en activos, ya no en sentido simbólico, sino en forma de productos que se pueden comercializar en el mercado, al igual que cualquier otra materia prima. Las grandes empresas que tienen elevados volúmenes de datos de clientes están explorando la posibilidad de comercializar estos datos, de forma anónima, es decir, de una forma aséptica, sin que puedan trazarse directamente a individuos específicos. Las empresas que compran estos datos pueden combinarlos, obteniendo nuevas perspectivas, que sirven de soporte de gran valor para decisiones tácticas o estratégicas.

Un área de aplicación de Big Data de particular interés es la seguridad. Big Data permite detectar en tiempo real movimientos atípicos de datos dentro de una organización, de forma que puedan evitarse o limitarse los daños provocados por acciones ilícitas que provengan de los empleados. Asimismo, Big Data permite identificar patrones de comportamiento anómalos dentro de una organización, que puedan provenir de las nuevas modalidades de ataques, como las amenazas persistentes.

El potencial de Big Data puede transformar desde los productos, servicios, y el puesto de trabajo. Por ello, las organizaciones tienen que estar preparadas para incorporarlo en sus procesos, productos y usuarios.

Las organizaciones europeas están buscando socios que les ayuden a diseñar y llevar a cabo una hoja de ruta de Big Data. Esta ayuda puede adoptar muchas formas, desde el suministro de datos e hasta la arquitectura de soluciones Big Data, el gobierno efectivo de los datos, o la reinvención de los procesos de negocio y los productos.

Las empresas que sepan materializar la promesa de Big Data, pueden adelantarse a la competencia, y transformar las reglas de juego en su sector. Al mismo tiempo tienen que salvaguardar la seguridad, cumplir con una normativa de datos que es cada vez más estricta, y dar servicio a un cliente cada vez más exigente, sin vulnerar su privacidad.
Fuente. IDC

 

Etiquetas: , , , ,

Categorías: Agenda, Big Data, Eventos