La Biblioteca Nacional recupera el rango de Dirección General

El Consejo de Ministros ha aprobado el anteproyecto de ley que permitirá a la institución una mejora en la gestión y la generación de recursos propios

_DSC0033copia

 

Por: Cristina Rodríguez

La Biblioteca Nacional de España se somete a un nuevo marco legal gracias al anteproyecto de ley presentado el día 4 de abril por el Consejo de Ministros, mediante el cual recuperará el estatus de Dirección General, pero manteniéndose como una institución autónoma adscrita al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. Hasta ahora, la BNE se sustentaba gracias a las subvenciones que el Estado le otorgaba, y atendía a la gestión pública desde que así lo dictaminara el anterior gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero en el año 2010.

Otra de las novedades está relacionada con los órganos de gobierno,  según reza el texto del anteproyecto, el Real Patronato, que hasta ahora se mantenía exento de funciones rectoras, se constituirá como un órgano implicado en la toma de decisiones y encargado de captar recursos propios y de patrocinio. Por otra parte, el presidente de la Biblioteca Nacional será el ministro de Educación, Cultura y Deporte, quien podrá elevar al Consejo de Ministros una propuesta de nombramiento del director, previa consulta con el Patronato. En cuanto a la autogestión, será posible en el plazo de un año desde la promulgación de la ley, mediante la aprobación de los Estatutos que determinen la organización interna de la institución.

Esta autogestión de los recursos va a propiciar la generación de nuevos ingresos de derecho privado, es decir, aquellos generados por la prestación de servicios o la realización de actividades cuyo beneficio no sea con fines tributarios o estatales. En este sentido, la BNE aumentará el porcentaje en lo que respecta a la generación de recursos propios, al igual que otras entidades culturales que ya han modificado sus políticas de gestión, como el Museo del Prado, el Centro de Arte Reina Sofía o el Teatro Real.

El desarrollo cultural y científico son aspectos clave en esta nueva etapa para la Biblioteca Nacional. Los constantes cambios tecnológicos relativos a la gestión, el almacenamiento y la conservación de los bienes culturales (actualmente da acceso a unos 30 millones de documentos) han hecho necesaria la propuesta de creación de un Comité Científico encargado de asesorar en las propuestas y la participación de la institución en proyectos de investigación, tanto a nivel nacional como internacional. El objetivo: la innovación y el desarrollo de proyectos que den un mayor alcance y difusión a los documentos custodiados por la Biblioteca Nacional de España.

 

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.