IoT o M2M?

Revista Transformación Digital | jueves 23 - noviembre - 2017

La tendencia al Internet de las cosas se ha convertido en una realidad que está cambiando el mundo actual. Sin embargo, las palabras de moda a veces pueden llevar a confusión y hacer que surjan preguntas como ¿son IoT y M2M lo mismo? ¿Cuál es la diferencia entre ellos?

Diferencias entre IoT y M2M
En primer lugar, hay que aclarar que estos dos conceptos tienen significados diferentes. La mayoría concluye que Internet de los objetos es un concepto más amplio, que evolucionará a partir de M2M y otras tecnologías.

En pocas palabras, Machine-to-Machine es donde “Machines” utiliza los recursos de la red para comunicarse con la infraestructura de aplicaciones remotas con el propósito de monitorizar y controlar, ya sea la “máquina” misma o el entorno circundante. La interconexión potencial de los objetos inteligentes y la forma en que se interactúa con el medio ambiente es lo que se prevé que será el Internet de las Cosas, donde el mundo físico se fusionará con el mundo digital.

Para explicar la relación entre ambos conceptos y comparar M2M con la Internet de las Cosas: M2M es lo que proporciona a The Internet of Things la conectividad que permite capacidades, lo que no sería posible sin ella.

Los debates en la industria sobre el Internet de las Cosas  (IoT) y sus beneficios han suscitado numerosas preguntas sobre las distinciones entre IoT y sus comunicaciones de máquina a máquina (M2M).

El acceso a dispositivos remotos es para ambas soluciones la única diferencia que existe, por lo que las preguntas sobre cómo distinguir entre ambas son comprensibles. La coincidencia entre los dos tipos de solución termina ahí y difieren en la forma en que logran el acceso a dispositivos remotos. Por ejemplo, las soluciones M2M se basan en comunicaciones punto a punto utilizando módulos de hardware integrados y redes celulares o cableadas. En contraste, las soluciones IoT se basan en redes basadas en IP para interconectar datos de dispositivos a una plataforma en la  nube mediante un software.

La IoT es un término que no se centra en esas redes de telecomunicaciones. Se centra en conectar dispositivos y aplicaciones entre sí (datos autónomos, eventos generados por dispositivos/APP, dispositivos personales que interactúan con el servidor/nube de los mismos), al igual que de persona a persona (sociales, aplicaciones de comunicación).

La integración de datos en dispositivos y sensores de analítica con otras aplicaciones empresariales es un concepto fundamental en el emergente Internet de las Cosas. Esta integración es clave para lograr numerosos beneficios en todas las empresas con su consiguiente crecimiento.

Recientemente se ha publicado un borrador para el protocolo de red inalámbrica 802.11ah. Esta enmienda a la norma 802.11, publicada en 2007, se ha establecido como el mecanismo que unifica la IoT con menor ancho de banda y menor potencia, pero con una banda de frecuencias de mayor alcance. Con el cambio que se avecina, es crucial ahora más que nunca entender la diferencia entre IoT y M2M.

¿Qué se debe elegir?
Si un negocio implica trabajar o vender a operadores de red (móvil, banda ancha, satélite, etc.), es mejor que saber qué es M2M.  Si por el contrario, se está centrado en los dispositivos y las aplicaciones, y no se necesita conectar maquinas, entonces IoT es probablemente lo que se precisa tener.

M2M con protocolos de Internet podría considerarse un subconjunto de la Internet de las Cosas y entenderse desde un punto de vista menos amplio y cerrado. Por otra parte, la Internet de las cosas (IoT) abarca un enfoque más amplio y significativo en el que las aplicaciones se juntan para abordar las necesidades de muchas personas.

Fuente: www.viewnext.com

Etiquetas: , , , ,

Categorías: General, Internet de las Cosas, Transformación digital