Capgemini, líder global en servicios de consultoría, tecnología y outsourcing, en colaboración con Brian Solis, analista digital de prestigio internacional, han dado a conocer las conclusiones de su estudio The Digital Culture Challenge; Bridging the employee-Leadership Disconnect.
Según este, el 62% de los directivos de empresas consultados considera que la cultura corporativa reinante es el mayor obstáculo en el proceso de transformación digital de una empresa, con el consiguiente riesgo de pérdida de competitividad en el entorno actual.

Los empleados no consideran que la cultura de su empresa sea “digital”
El estudio, basado en 1.700 encuestas a profesionales de 340 compañías en 8 países y entrevistas en profundidad con expertos académicos, pone de manifiesto la considerable diferencia entre la percepción que la alta dirección y los empleados tienen respecto a la existencia de una cultura digital dentro de sus organizaciones. Frente al 40% de la alta dirección que cree que sus empresas tienen una cultura digital, solo el 27% de los empleados está de acuerdo con esta afirmación. En particular, la percepción en España dista mucho de este promedio global, en dos sentidos: solo el 5% de la alta dirección considera que la cultura de su empresa es digital, pero los empleados no lo piensan en ningún caso (0%).

En palabras de Cyril Garcia, director de Servicios Digitales y miembro del Comité Ejecutivo de Capgemini a nivel mundial: “Las tecnologías digitales pueden aportar un importante valor, pero las empresas solo podrán aprovechar ese potencial si adoptan la cultura digital adecuada, desplegada y sostenida en el tiempo. Las empresas deben utilizar un modelo que apoye e inspire a todos los empleados para propiciar un cambio cultural de forma conjunta. Reducir la falta de conexión entre alta dirección y empleados es un factor clave para el crecimiento. Las empresas que hagan de la cultura digital un eje estratégico verán mejorar sus relaciones con los clientes, atraerán el mejor talento y se situarán en el camino hacia el éxito en el mundo digital de hoy.”

El informe pone de relieve que las empresas no consiguen que sus empleados participen en el viaje hacia el cambio de cultura corporativa. Implicar a los empleados es fundamental para inculcar una actitud digital efectiva y acelerar la transformación cultural de la organización. La alta dirección y los mandos intermedios son esenciales para traducir la visión digital en resultados tangibles y para incentivar las conductas digitales positivas.
A nivel global, el gap entre la visión de la alta dirección y los mandos intermedios es muy similar al existente con respecto a los empleados base: solo el 22% de los mandos intermedios así lo considera, porcentaje inferior al de los empleados base. En España, los mandos intermedios tampoco creen que sus empresas tengan una cultura digital.

Las que marcan la diferencia

El estudio identificó un segmento de empresas «adelantadas» en la carrera de la cultura digital (34% de la muestra) por lograr un buen desempeño en aquellas siete dimensiones que describen la cultura digital y porque con su modelo de liderazgo han conseguido con creces el arraigo de la cultura deseada en todos los niveles de la organización. Reino Unido, Suecia y Estados Unidos son los países con mayor presencia de organizaciones adelantadas en cultura digital (63%, 60% y 56% respectivamente). Por sectores, lo son el automovilístico (43%), el de productos de consumo (38%) y el de telecomunicaciones (32%).

Ninguna empresa española de la muestra figura entre las «adelantadas». El 65% están a la cola de la carrera de la cultura digital («lentas») y el 35%, en el medio de la carrera («seguidoras»).

“Para competir a futuro, las empresas deben invertir en una cultura digital que impregne y alcance a cada empleado. Nuestro estudio demuestra que la cultura puede ser el mayor inhibidor, pero también el gran catalizador para la transformación digital y la innovación. Muchos directivos creen que su cultura ya es digital, pero si se pregunta a sus empleados vemos que opinan lo contrario. Esta disparidad pone de manifiesto la falta, desde la alta dirección, de una visión realmente digital y de una estrategia y un plan de ejecución adecuado”, comenta el experto y co-autor Brian Solis. “Cultivar una cultura digital es una forma de negocio que comprende de qué forma la tecnología está cambiando los comportamientos, el trabajo y la dinámica del mercado. Ayuda a todos los participantes a crecer para competir con mayor eficacia en un entorno de cambio permanente.”

Acerca del Instituto de Transformación Digital de Capgemini
El Instituto de Transformación Digital es el think tank interno de Capgemini para el estudio del ámbito digital. El instituto publica investigaciones sobre el impacto de las tecnologías digitales en grandes negocios tradicionales. El equipo se apoya en la red mundial de expertos de Capgemini y trabaja codo con codo con socios académicos y tecnológicos. El instituto cuenta con centros de investigación especializados en Reino Unido y la India.

Más información en www.es.capgemini.com

 

 

 

Etiquetas: , ,

Categorías: Estudios, General, Transformación digital