Los servicios públicos digitales avanzan en España

Revista Transformación Digital | sábado 11 - marzo - 2017

La fortaleza en servicios públicos digitales empuja el avance de España
en el Índice de Economía y Sociedad Digital (DESI) 2016 , elaborado por la Comisión Europea España avanza dos puestos en el Índice de Economía y Sociedad Digital (DESI).

España figura  en  el  grupo  de  países  cuya  puntuación  creció  más  rápido en el último año, colocándose en el puesto número 15 de la UE.

El Índice de Economía y Sociedad Digital (DESI)es un índice compuesto por cinco indicadores del rendimiento digital de Europa y que permite un seguimiento  de  la  evolución  de  los  Estados  miembros  de  la  Unión  Europea   en   la   competitividad   digital.   Estos   cinco   indicadores   son   conectividad,   capital   humano,   uso   de   internet,   integración   de   la   tecnología digital y servicios públicos digitales.

DESI 2016 resume los datos recogidos en el año 2015 y muestra que tanto  la  Unión  Europea  en  su  conjunto  como  los  Estados  miembros  progresan hacia una sociedad y economía digital.  En concreto, España figura  en  el  reducido  grupo  de  media  docena  de  países  (junto  con  Croacia,  Italia,  Letonia,  Rumanía  and  Eslovenia)  cuya  puntuación  creció  más  rápido  en  el  último  año  y  que  muestra  un  desarrollo  más  rápido  que  el  de  la  Unión  Europea  en  su  conjunto,  de  manera que se ubica en el puesto número 15 de 28 Estados miembros.

Sin  embargo,  el  progreso  europeo  se  ha  ralentizado.  Este  retroceso  ha  sucedido  en  4  de  las  5  principales  dimensiones  DESI;  solo  la  dimensión  de  integración  de  la  tecnología  digital  ha  acelerado  su  crecimiento.  No  obstante,  los  Estados  miembros cuentan  con  niveles  de  desarrollo  y  velocidades diferentes.

Durante el año 2015 España ha mejorado o mantenido su rendimiento en todas las áreas medidas por DESI, acercándose rápidamente a la media de la UE. En particular, según el DESI 2016, España:Ocupa el cuarto puesto entre los países con mayor crecimiento. Está  aumentando  su  rendimiento  en  conectividad  (77%  de  los  hogares  tiene acceso a banda ancha, aunque con lagunas regionales).  Cuenta  con  bajos  niveles  de  habilidades  digitales  básicas  y  de  uso  de  Internet   (sólo   el   54%   de   los   españoles   tiene   habilidades   digitales   básicas).

Es fuerte en el uso de las tecnologías digitales (por el uso de RFID y de pymes que utilizan la nube).También  en  servicios  públicos  digitales  que  es  donde  España  se  comporta  mejor,  gracias  a  una  oferta  mejorada  de  estos  servicios.

De  hecho,  de  acuerdo  con  este    indicador,  España  se  ubica  en  quinto  lugar en la UE.Asimismo, se citan los siguientes aspectos particulares que contribuyen a esta  fortaleza  en  materia  de  servicios  públicos  digitales  por  parte  de  España:Los efectos de la Ley 59/2003, de 19 de diciembre, de firma electrónica y de  la  implantación  de  FACE el  Punto  General  de  Entrada  de  Facturas  Electrónicas.El  compromiso  con  los  datos  abiertos,  asunto  en  el  que  se  ubica  en  el  segundo puesto en la UE.

El DESI se estructura en torno a cinco dimensiones
Conectividad:  mide  el  despliegue  de  la  infraestructura  de  banda  ancha y su calidad.

Capital humano: mide las habilidades necesarias para aprovechar las  posibilidades  que  ofrece  la  sociedad  digital.  Estas  habilidades  van   desde   las   más   básicas   que   permiten   a   los   individuos interactuar en línea y consumen bienes y servicios digitales, a las más   avanzadas   que   permiten   aprovechar   la   tecnología   para   mejorar la productividad y el crecimiento económico.

Uso  de  internet:  da  cuenta  de  la  variedad  de  las  actividades  realizadas  por  los  ciudadanos  ya  en  línea.  Estas  actividades  van  desde el consumo de contenidos en línea (vídeos, música, juegos, etc.)   hasta   las   compras   y   la   banca   en   línea,   pasando   por   actividades modernas de comunicación.

Integración  de  la  tecnología  digital:  mide  la  digitalización  de  las  empresas  y  su  explotación  del  canal  de  ventas  en  línea.  Con  la  adopción  de  tecnología  digital  las  empresas  pueden  mejorar  la  eficiencia,  reducir  costes  y  mejorar  la  participación  de    clientes,  colaboradores y socios. Por ora parte, Internet ofrece el acceso a mercados más amplios y potencial de crecimiento.

Servicios  públicos  digitales:  mide  la  digitalización  de  los  servicios  públicos,   centrándose   en   la   administración   electrónica.   La   modernización  y  digitalización  de  los  servicios  públicos  conducen  a   una   mayor   eficiencia   de   la   administración   pública,   los   ciudadanos  y  las  empresas,  así  como  a  la  prestación  de  mejores  servicios para el ciudadano.
Fuente: DESI- Minhap.

Etiquetas: , , , , ,

Categorías: administracion electronica, Competencias digitales, e-Administración, General, Innovación, Transformación digital