El número siete tiene un significado que asociamos con la abundancia y al que atribuimos traer buena suerte y fortuna. Tradicionalmente ha tenido una singular presencia: son siete los días de la semana, las maravillas del mundo, los colores del arcoíris, las notas musicales y tiene gran trascendencia como símbolo divino en muchas religiones. Y, desde que Stephen R. Covey escribiera su popular libro, también son siete los hábitos de la gente altamente efectiva. Pero, ¿sabes que estos hábitos son aplicables a la pyme cibersegura?
Tres de estos hábitos tienen que ver con la independencia, otros tres con la interdependencia y el último con la mejora continua.
La independencia es el signo de que la pyme ha adoptado las medidas de ciberseguridad adecuadas a su idiosincrasia y su entorno.

Son proactivas para prevenir que haya incidentes o evitar sufrir algún ataque pues han valorado los efectos adversos en su reputación y en su cuenta de resultados que esto puede ocasionar.
Comienzan con el fin en mente porque no pueden permitirse perder datos o que pare su actividad. La seguridad forma parte de su estrategia.
Ponen primero lo primero, adecuando y secuenciando sus esfuerzos según sus necesidades específicas.
La interdependencia forma parte del carácter de la empresa que reconoce que sumando fuerzas, la lucha contra los ciberdelincuentes es más efectiva.
Piensan en ganar/ganar cuando protegen los datos de sus clientes y exigen a sus colaboradores, contratas y proveedores que lo hagan también. Todos salen beneficiados.
Buscan entender primero que el cumplimiento de las leyes y normas que les aplican les traerá la confianza de sus clientes, y luego ser entendidos cuando exigen el mismo trato en su entorno.
Crean sinergia aliándose con otras empresas de su sector para hacerse fuertes en conjunto, saber cómo responder ante incidentes y hacer frente común frente a los ciberdelincuentes.
Por último, tienen el hábito de optimizar de forma continua su seguridad pues a medida que la tecnología avanza, el entorno cambia y es necesario volver a enfocar.
Por eso afilan la sierra actualizando sus políticas, formando periódicamente a sus empleados y revisando sus estrategias con frecuencia.
No es seguro que el número siete nos dé suerte o nos traiga abundancia o buena fortuna, pero aplicando estos siete hábitos estaremos en sintonía con las leyes del crecimiento empresarial y nuestra ciberseguridad será más efectiva.
Fuente. Incibe

Etiquetas: , ,

Categorías: Ciberseguridad, Gestión documental, Protección de datos, Seguridad, Transformación digital